Daniel Perpiñán

dani-perpiñán-trombon-entrevista

OFF THE RECORD

¿Nos confiesas tu edad? 36 años
¿Dónde naciste?: Valencia.
Una música imprescindible: Repertorio sinfónico y jazz.
Intérprete favorito: Joseph Alessi y J.J. Johnson.
Compositor predilecto: Gustav Mahler
Tu último libro: ‘Conversaciones sobre música’ de Furtwängler y  ‘Harmony in Context’ de Roig Francolí.
Una película que ver: Cualquiera de ciencia ficción.
Un hobby para desconectar: Esquí y bicicleta de montaña.
Una comida sin la que no puedes pasar: Pizza fatta in casa mientras escucho ‘Return to Sorrento’ de Joe Alessi 😉
¿Y una bebida?: Cerveza.
Un sitio para vivir: Mi casa.
Un deseo: Tranquilidad.

CUESTIONARIO

¿A qué edad empezaste a estudiar el trombón?

Comencé a tocar el trombón a los 10 años.

¿Quiénes han sido tus profesores?

Mis profesores  han sido Salvador Tarrasó, Rafael Polanco, Eric Crees, Simon Wills, Peter Gane, John Kenny y muchos otros más con los que he tenido la suerte de cruzarme a lo largo de mi carrera.

¿Dónde has estudiado? Nombra los centros por los que hayas pasado a lo largo de tu itinerario formativo: escuelas, conservatorios, academias…

Comencé en la Escuela de la Societat Artístico Musical ‘La Unió’ de Quart de Poblet, al mismo tiempo estudiaba en el Conservatorio Profesional de Torrent, continué mis estudios en el Conservatorio Superior de Valencia, y a los 18 años de edad comencé el Bachelor of Music en la Guildhall School of Music and Drama de Londres.

¿Cuál es tu metodología de trabajo? (Durante todo el proceso: desde el calentamiento hasta el final del estudio)

Pienso que el trabajo de estudio diario debe adaptarse a las necesidades específicas de cada persona, a la etapa por la que está pasando dentro de su carrera profesional y a los objetivos que se plantea conseguir con ese estudio. Creo que no tiene nada que ver una jornada de estudio de un estudiante que está preparando audiciones para entrar en el mundo profesional, con la jornada de estudio que plantearía un profesional con una agenda repleta de ensayos y conciertos. Incluso dentro de la etapa profesional, los objetivos y los planteamientos del estudio van cambiando con el paso de los años y de las necesidades que van surgiendo con el inevitable paso de los años en todo músico profesional. Es muy importante saber adaptarse al momento que se está viviendo y encontrar la metodología de trabajo más eficaz para uno mismo, que seguramente deba ser diferente a la de otra persona. Debemos  analizarnos a nosotros mismos y plantear un estudio diario que ayude a mejorar lo que realmente necesitamos mejorar, no soy muy amante de las recetas universales…. Así que en definitiva, el resultado final no vendrá dado solo por la cantidad de horas de estudio, si no que dependerá de la calidad de esas horas y de la capacidad de adaptación.

Dicho todo esto, buen ‘calentamiento-sesión técnica’ que cubriera los aspectos técnicos básicos para tocar el instrumento (sonido, aire, relax, coordinación, movimiento de vara, diferentes registros, diferentes dinámicas, diferentes articulaciones…) sería necesario e indispensable para cualquiera. A continuación vendrían los bloques de estudio de obras, repertorio orquestal, música de cámara, repertorio con piano, etc… para los estudiantes, o los ensayos con las diferentes agrupaciones profesionales.

¿Cuál es el aspecto más importante, en tu opinión, de la técnica interpretativa trombonística?

Pienso que el sonido es el canal por el que transmitimos nuestras ideas musicales. Una búsqueda constante del sonido que mejor se adapta a cada circunstancia es necesaria para poder llegar hasta el público que nos escucha, en definitiva ellos reciben eso, sonido.

¿Con qué escuela del trombón te identificas más?

No me gusta encasillar a los trombonistas por su nacionalidad,  dentro de las mismas ‘escuelas’ encontramos tanto similitudes como diferencias entre intérpretes incluso contemporáneos. Así que pienso que me identifico con cualquier trombonista que ofrezca algo interesante que escuchar.

¿Cuál es el nivel de los intérpretes de trombón españoles?

En los últimos años el nivel ha subido muchísimo y contamos cada vez con más excelentes intérpretes de reconocido prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras. Hace unos años que empezamos a ‘exportar’ trombonistas profesionales, y no es solo porque aquí no hay trabajo para todos, también se debe a la alta preparación de éstos.

¿Cómo valoras la formación que reciben los trombonistas españoles, en general?

La formación que se da hoy en día en los conservatorios es mucho más completa que la que se daba hace no tantos años.

Hay propuestas docentes de gran calidad con un profesorado muy profesional. Evidentemente no en todos los centros, pero hay alternativas muy interesantes.

¿Qué opinas del nivel pedagógico de los profesores de trombón en España?

Hay un nivel pedagógico alto que está dando sus resultados. Muestra de ello es que todos los años, los trombonistas españoles tenemos representación dentro de las jóvenes orquestas europeas con más renombre. También hay que destacar el alto nivel de muchos profesores de conservatorios de grado elemental y grado profesional, ellos son los que realmente tienen la oportunidad de cambiar el futuro de nuestros alumnos.

¿Qué valoras menos de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Que todavía haya profesores que han perdido la pasión y la ilusión por enseñar.

¿Qué valoras más de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

La capacidad que hemos tenido para asimilar ideas provenientes de lugares y profesores diversos, para ahora hacerlas nuestras y transmitirlas a nuestros alumnos.

¿Qué aspectos deberíamos copiar de los centros educativos de otros países?

Pienso que sería una buena idea fomentar más la creatividad, para que cada estudiante tenga la oportunidad de encontrar el campo profesional en el que mejor se desenvuelve. Me gustaría que se enseñara menos a ‘repetir’ y más a ‘pensar’. En ese sentido sería muy interesante que los alumnos pudieran conocer otros estilos musicales como el jazz, la música antigua y la música contemporánea, para enriquecerse musicalmente.

¿Consideras que el trombón tiene suficiente presencia en la cultura musical española?

Creo que entre todos los trombonistas estamos intentando darle esa presencia que todavía le falta.

¿Qué crees que podría hacerse para aumentar dicha presencia?

Iniciativas como la creación de asociaciones de trombonistas con sus correspondientes encuentros y los encargos de nuevas obras a compositores de renombre, pueden ayudar a promover nuestro instrumento.

¿Tienes más ideas que puedan ayudar a difundir el trombón y su música?

Como he dicho en la pregunta anterior, si conseguimos que los compositores más importantes escriban para trombón, nuestro instrumento estará presente en los conciertos más importantes.

¿Cuál es el repertorio para trombón que más te gusta?

Disfruto de todo el repertorio, me es difícil decantarme solamente por un estilo. Me gusta mucho la sonoridad del trombón dentro de un conjunto, ya sea orquestal o también dentro de la formación del coro de trombones.

¿Cuál es tu obra favorita?

La quinta sinfonía de Mahler me ha acompañado en momentos importantes y tiene un sentido especial.

¿Cuál es la marca de trombón con la que tocas y por qué?

Toco con un Conn Elkhart del año 1960 que perteneció a John Edney (antiguo trombonista del Royal Opera House, Covent Garden de Londres). Disfruto de este instrumento porque me da la sonoridad con la que más me identifico.

Valencia será la sede del ITF de 2015. ¿Se te ocurren actividades de interés para realizar en este evento?

Las actividades de interés que se me ocurren están ya programadas, va a ser algo inolvidable para todos.

¿Qué trombonistas extranjeros te gustaría que participaran en este Festival Internacional?

Ya está publicada la lista de los trombonistas extranjeros que van a participar, será algo grande de verdad. Hay un nombre que me gustaría haber visto, Joseph Alessi, es una persona que nos ha inspirado a muchos, pero con una agenda apretada desafortunadamente…

¿Alguna idea que nos ayude a mejorar la ATE?

Más que una idea es un deseo, me gustaría que cuando pasara el ITF la ATE no se desvaneciera poco a poco, como si solo hubiera sido creada para dar soporte organizativo a este evento. Mi deseo es que sigamos estando unidos y que esto sea solo un comienzo. Hemos empezado por todo lo alto 😉

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...