Edmundo Vidal

edmundo

OFF THE RECORD

¿Nos confiesas tu edad?: 36
¿Dónde naciste?: En Xàtiva (Valencia), aunque soy de Albaida de adopción.
Una música imprescindible: 5ª de Beethoven
Intérprete favorito: Claudio Abaddo. En trombón Stefan Schulz.
Compositor predilecto: No lo tengo nada claro.
Tu último libro: Una breve historia sobre casi todo, de Bill Bryson y Stonecraft, Círculo Imperfecto, de mi compañero oboe de la ONE Víctor Ánchel. Los tengo ambos en mi mesita y los voy alternando.
Una película que ver: El Padrino.
Un hobby para desconectar: La bici de montaña, esquiar y ver mundo.
Una comida sin la que no puedes pasar: La tortilla de patata (con o sin cebolla)
¿Y una bebida?: La cerveza (a ser posible tostadita).
Un sitio para vivir: Creo que podría adaptarme a casi cualquier sitio, pero si tuviera que elegir, sería Albaida (Valencia)
Un deseo: Que todo el mundo pudiese disfrutar de la música como nosotros los músicos.

CUESTIONARIO

¿A qué edad empezaste a estudiar el trombón?

A los 9 años.

¿Quiénes han sido tus profesores?

En orden cronológico serían: Paco Nájera, Carlos Climent, Lluís Bellver, Vicent Pérez, Toni Morellà, Rafa Tortajada, Jesús Gascó, Ricardo Casero, Mario Calvo y, aunque no es trombonista pero he aprendido mucha música de él, Miguel Romea.

¿Dónde has estudiado? Nombra los centros por los que hayas pasado a lo largo de tu itinerario formativo: escuelas, conservatorios, academias…

Empecé como muchos en las escuelas de las bandas: La Nova de Xàtiva y La Primitiva de Albaida. Luego en los Conservatorios Profesionales de Carcaixent y Ontinyent, y luego en el Superior de Murcia.

¿Cuál es tu metodología de trabajo? (Durante todo el proceso: desde el calentamiento hasta el final del estudio)

La base de mi estudio es conseguir un sonido centrado y relajado. Busco siempre la sensación de libertad con el canto. Suelo empezar por el registro medio-grave con notas largas, glissandos hacia el grave, vocalizaciones combinado con boquilla y Up-Sound. Luego voy subiendo hacia el medio-agudo. Trabajo bastante flexibilidad y luego articulaciones con escalas. Entre todo esto intercalo de vez en cuando algún ejercicio de respiración.

Después de esto dedico un tiempo a estudiar las obras que voy a tocar en la orquesta. El qué voy a tocar cada semana también me condiciona mi elección de lo que estudio a nivel técnico. No hago lo mismo cuando voy a tocar 1ª de Brahms que 8ª de Shostakovich

Aunque suele ser más o menos en ese orden, con el paso de los años me voy guiando más por las sensaciones de cada día para decidir que hago y que no, o a qué dedico más tiempo.

¿Cuál es el aspecto más importante, en tu opinión, de la técnica interpretativa trombonística?

Embocadura, Respiración y Vocalización (a la que, a mi entender, no se le suele dar la importancia que tiene). Baso prácticamente todo en estos tres aspectos y en la relación entre ellos.

¿Con qué escuela del trombón te identificas más?

Con ninguna. No creo en escuelas. Creo en la identidad de cada música. Por ejemplo, Debussy y Beethoven no se pueden tocar igual, con el mismo sonido, y hay que tener todos los sonidos.

¿Cuál es el nivel de los intérpretes de trombón españoles?

Brutal. Me temo que el nivel de los trombonistas es el que más ha mejorado de todos los vientos en los últimos años. A las pruebas me remito: seguramente hemos exportado más trombonistas a orquestas extranjeras que ningún otro instrumento.

¿Cómo valoras la formación que reciben los trombonistas españoles, en general?

Buena y mejorando.

¿Qué opinas del nivel pedagógico de los profesores de trombón en España?

Bueno o Muy Bueno, aunque de todo hay.

¿Qué valoras menos de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Todavía no se le da suficiente importancia al entendimiento musical. Se enseña a como se debe tocar cierto concierto o cierto pasaje orquestal, pero casi nadie te enseña a descubrir el porqué.

¿Qué valoras más de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Que pedagógicamente está a la vanguardía. Tengo amigos que enseñan en niveles de elemental a los que se les debería de dar un premio.

¿Qué aspectos deberíamos copiar de los centros educativos de otros países?

No llegué a estudiar fuera, así que no sabría decir. Quizá me gusta el hecho de que en otros países aparentemente no hay tantas trabas legales para que un músico de orquesta pueda enseñar. Aquí en España, donde la mayoría de orquestas profesionales son públicas o se financian con dinero público, tenemos una ley del 84 que nos “dificulta” bastante esa labor.

¿Consideras que el trombón tiene suficiente presencia en la cultura musical española?

Para nada.

¿Qué crees que podría hacerse para aumentar dicha presencia?

A pesar de los muchos encargos de obras para nuestro instrumento todavía se programan pocos conciertos de solista. Quizá deberíamos trabajar en ese sentido.

¿Tienes más ideas que puedan ayudar a difundir el trombón y su música?

Quizá involucrar a la prensa especializada para que aumenten las publicaciones de nuestros intérpretes. Cuando lees una de las revistas de música solo ves artículos relacionados con orquestas, directores, violinistas y cantantes.

¿Cuál es el repertorio para trombón que más te gusta?

Me apasiona el gran repertorio sinfónico. Pocas cosas me hacen más feliz que tocar una sinfonía de Mahler o de Bruckner, una obertura de Wagner o un Requiem de Verdi. Soy un apasionado de mi trabajo.

¿Cuál es tu obra favorita?

No tengo una favorita, pero debuté en la ONE con una 2ª de Mahler y quizá por eso le tengo especial cariño.

¿Cuál es la marca de trombón con la que tocas y por qué?

Stomvi, porque me da todo el rango dinámico: no me pone límite en el forte y encima me da mucha calidad en el piano. No sufro nada cuando lo toco. Sé que me va a dar lo que le pida. Cada día toco más agusto con él.

¿Cuales son las iniciativas o actividades de la ATE que encuentras más interesantes?

Todas.

¿Alguna idea que nos ayude a mejorar la ATE?

No sabría decir.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...