Gaspar Sanchis

gaspar reduida

OFF THE RECORD

¿Nos confiesas tu edad? 41 años

¿Dónde naciste?:  Vilamarxant, Valencia

Una música imprescindible: Cualquier música que despierte mis sentimientos

Intérprete favorito: MUCHOS. SERÍA INJUSTO DEJAR ALGUNO POR NOMBRAR.

Compositor predilecto: Mozart

Tu último libro:  Macbeth, W. Shakespeare.

Una película que ver: Qué bello es vivir (1943º), de Frank Capra.

Un hobby para desconectar: Salir a correr y compartir todo el tiempo posible con mi familia.

Una comida sin la que no puedes pasar: No tengo predilección por una comida en especial, pero me gusta mucho la cocina mediterránea.

¿Y una bebida?: Agua. Sé que no queda muy bien pero…

Un sitio para vivir: Allí donde este mi familia.

Un deseo: Vivir intensamente.

CUESTIONARIO

¿A qué edad empezaste a estudiar el trombón?

A los 9 años, en la sociedad musical de mi pueblo, Vilamarxant.

¿Quiénes han sido tus profesores?

Inicié mis estudios con el Rafael Tortajada, el fue durante muchos años mi profesor de trombón y bombardino. Posteriormente estudié con diversos profesores como Joaquín Vidal o Antonio Soriano. Gracias a la Academia   Internacional de Metales de Vila-real pude acceder a las enseñanzas de profesores como Alain Trudel, Gilles Millière, Joseph Alessi, Castern Svanberg, y otros. De clara influencia en mi carrera profesional por diversos motivos han sido Jacques Mauger, Phillippe Stefani y Indalecio Bonet, a los cuales le debo gran parte de lo que soy

¿Dónde has estudiado? Nombra los centros por los que hayas pasado a lo largo de tu itinerario formativo: escuelas, conservatorios, academias…

Estudié trombón de varas en el Conservatorio Superior de Música de Valencia, además de la mencionada Academia Internacional de Metales de Vila-real. También en diversos cursos y Masters realizadas tanto a nivel nacional como internacional. Posteriormente realicé los estudios de dirección de orquesta en el C.S de Valencia con el maestro Manuel Galduf y posteriormente en Berlín, Viena y Francia con profesores como Jorma Panula, Colin Metters, Kenneth Kiesler, Salvador Mas y Jörg Bierhacer, George Pehlivanian…

¿Cuál es tu metodología de trabajo? (Durante todo el proceso: desde el calentamiento hasta el final del estudio)

Siempre he centrado mi estudio en una sólida base técnica. El dominio técnico del trombón es la única posibilidad de conseguir una interpretación adecuada de todo el material musical al que nos enfrentamos a lo largo de nuestra vida profesional.

Un calentamiento basado en el control del aire y la posición, en el cual voy introduciendo progresivamente las diversas necesidades técnicas hasta profundizar en un trabajo técnico que englobe todos los recursos necesarios para afrontar cualquier tipo de proyecto musical.

Después el trabajo se divide en dos partes, una dedicada a los estudios y otra a conciertos o repertorio de orquesta o otras formaciones.

Para terminar, una vuelta a la calma, que consiste en conseguir la mayor relajación tanto física como mental que permita una buena recuperación para próximas sesiones.

Todo ello evidentemente con pausas controladas en intervalos de trabajo de 30 min.

¿Cuál es el aspecto más importante, en tu opinión, de la técnica interpretativa trombonística?

Un buen control y colocación del aire

¿Con qué escuela del trombón te identificas más?

Claramente con la francesa, por motivos evidentes, pero considero que la escuela entra en el interior de cada intérprete. La capacidad de sintetizar todo lo aprendido y no descartar ninguna opción es lo que finalmente definirá nuestra personalidad musical. De todos modos mi mayor formación ha sido en España y con grandes Trombonistas españoles.

¿Cuál es el nivel de los intérpretes de trombón españoles?

Realmente alto. Nada que envidiar al resto del mundo. Podemos encontrar grandes profesores, solistas, músicos de cámara… Creo que hemos conseguido algo muy importante en muy poco tiempo y para muestra nada más claro que el pasado ITF.

¿Cómo valoras la formación que reciben los trombonistas españoles, en general?

Como he dicho antes, hoy en España se puede adquirir una excelente formación sin necesidad de cruzar la frontera. Al final todo depende de la capacidad de esfuerzo y sacrificio del estudiante. Lo milagros no existen ni en España ni fuera de nuestro país.

¿Qué opinas del nivel pedagógico de los profesores de trombón en España?

Entrar en el concepto pedagógico sería algo complicado y muy extenso. Valorar la capacidad pedagógica del profesorado es algo que no estoy preparado para calificar de forma general, lo que sí puedo decir es que hay grandes profesores con una visión pedagógica importante que están intentando, con mucho trabajo, trasmitir ese concepto de pedagogía a todos los que están inmersos en la educación. De todos modos la mejor pedagogo es aquella que es capaz de adaptarse a las necesidades del alumno y conseguir el mayor rendimiento de este.

¿Qué valoras menos de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Creo que el aspecto musical se descuida con demasiada frecuencia. La formación global de un músico es extremadamente importante y en demasiadas ocasiones la formación del alumno está centrada solo en el aspecto instrumental.

¿Qué valoras más de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Creo que hemos alcanzado un concepto claro de lo que queremos y como lo queremos. Las líneas están claramente marcadas y cada vez encontramos una mayor predisposición por el trabajo bien hecho.

¿Qué aspectos deberíamos copiar de los centros educativos de otros países?

La globalización en la formación musical. El buscar una formación integral del alumno. Aunque esto no es solo trabajo de los profesores.

¿Consideras que el trombón tiene suficiente presencia en la cultura musical española?

Cada vez más, pero no con la suficiente consideración artística. Afortunadamente contamos con grupos y solistas que están trabajando de forma muy intensa y consiguiendo grandes avances en este aspecto.

¿Qué crees que podría hacerse para aumentar dicha presencia?

Como todos los males en nuestro ámbito profesional, el problema empieza por el respeto de uno mismo hacia su profesión. Si conseguimos transmitir nuestro amor y respeto por aquello que hacemos, si valoramos justamente aquello que es realmente importante, si apartamos los egos absurdos y reconocemos lo que realmente tiene valor; será fácil encontrar nuestro lugar en el ámbito profesional.

¿Tienes más ideas que puedan ayudar a difundir el trombón y su música?

Todo trabajo bien hecho, con profesionalidad, con constancia y con la finalidad adecuada, ayuda a difundir el trombón y su música. No hay muchos secretos.

¿Cuál es el repertorio para trombón que más te gusta?

No tengo ningún repertorio especial. Como en toda la música quiero sentir emociones, me gusta disfrutar de la buena música. Pero puestos a elegir, dentro del repertorio del trombón me quedo con la música francesa.

¿Cuál es tu obra favorita?

Como trombonista… Posiblemente Henri Tomasi. En general, IDOMENEO, de W.A. Mozart.

¿Cuál es la marca de trombón con la que tocas y por qué?

Actualmente mi trabajo está centrado en la dirección de orquesta y el trombón está apartado, de momento. Pero en mi última etapa como trombonista en activo, por sponsor, mi marca fue B&S.

¿Cuales son las iniciativas o actividades de la ATE que encuentras más interesantes?

Todas aquellas relacionada en la difusión y promoción de jóvenes talentos. Es difícil encontrar oportunidades tanto para formarse como para desarrollarse profesionalmente y ahí tiene que estar la ATE.

¿Alguna idea que nos ayude a mejorar la ATE?

Creo que la ATE está en las mejores manos por lo cual ideas no van a faltar. El trabajo a día de hoy es muy bueno y estoy seguro de que así seguirá siendo, ya que conozco muy bien el amor y la dedicación de las personas que forman la dirección de la ATE.

Lo importante es que todos confiemos y apostemos por esta maravillosa iniciativa.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...