Miguel Galdón

Miguel Galdón - Asociación Trombonistas Españoles 4

OFF THE RECORD

 

¿Nos confiesas tu edad? 27 años

¿Dónde naciste?: Foios, Valencia.

Una música imprescindible: Guns N’ Roses

Intérprete favorito: Berliner Philharmoniker

Compositor predilecto: L.V. Beethoven

Tu último libro: “Marca eres tú”, de Eva Collado.

Una película que ver: “Wadjda” (“La bicicleta verde” en castellano)

Un hobby para desconectar: Fotografía

Una comida sin la que no puedes pasar: Jamón y queso

¿Y una bebida?: Cerveza

Un sitio para vivir: Junto al mar

Un deseo: Disfrutar de cada instante

CUESTIONARIO

¿A qué edad empezaste a estudiar el trombón?

Comencé con el trombón a los 9 años, después de estudiar un año de trompa.

¿Quiénes han sido tus profesores?

Algunos de los que han marcado mi desarrollo personal y profesional son Emilio Bayarri, Juanjo Munera, Carlos Gil, Inda Bonet, Elies Hernandis, Christard Gössling, Jordi Navarro, Juan Carlos Matamoros…

¿Dónde has estudiado? Nombra los centros por los que hayas pasado a lo largo de tu itinerario formativo: escuelas, conservatorios, academias…

El Centro Artístico Musical Santa Cecilia de Foios fue el que me vio nacer como músico. Posteriormente estudié en el Conservatorio “José Iturbi” de Valencia, el Aula de Trombón, el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, la Academia de Trombón de Madrid y la Hochschule für Musik “Hans Eisler” de Berlín.

¿Cuál es tu metodología de trabajo? (Durante todo el proceso: desde el calentamiento hasta el final del estudio)

Siempre depende de lo que tenga que interpretar y del tiempo que disponga. Normalmente comienzo con unos breves ejercicios de respiración para activar el cuerpo. Sigo con la vibración de labios con la boquilla haciendo glisandos lentamente. Una vez siento que los músculos se han puesto en funcionamiento cojo el trombón y hago un par de ejercicios lentos de notas largas. Vocalizaciones. Hasta aquí es rutina diaria, a partir de este momento comienzo a trabajar en función del repertorio que tenga que interpretar: articulación, flexibilidad, registro agudo o grave… Cuando paso al estudio del repertorio, trato de centrarme en lo que la música expresa dejando un poco de lado los aspectos técnicos (que he trabajado en la primera parte). Para mi es importante parar después de 40-50 minutos porque necesito desconectar para mantener alta la concentración durante más tiempo. Tras una pausa de 5-10 minutos, continúo con una buena concentración. Al final, ejercicios de relajación y estiramientos para concluir una sesión intensa de estudio.

¿Cuál es el aspecto más importante, en tu opinión, de la técnica interpretativa trombonística?

Precisamente, lo que más valoro de un trombonista es que sea músico. La técnica es necesaria para dominar un instrumento pero también considero que es una herramienta que nos permite hacer música, que al fin y al cabo es lo más importante.

¿Con qué escuela del trombón te identificas más?

Nunca me he sentido vinculado a ninguna escuela en particular, si bien es cierto que muchos de mis profesores vienen de la escuela francesa, por lo que siento que mi forma de tocar puede ser más parecida a ésta.

¿Cuál es el nivel de los intérpretes de trombón españoles?

Increíble. Creo que con el paso de los años estamos adquiriendo una relevancia importante en el panorama internacional, debido a la calidad interpretativa de los músicos españoles.

¿Cómo valoras la formación que reciben los trombonistas españoles, en general?

La formación musical debe estar en constante evolución ya que la sociedad está en un cambio continuo y preparar a los jóvenes trombonistas de forma adecuada para enfrentarse al mundo profesional es cada vez más complicado. Hoy en día no basta con tocar bien el trombón, hay que saber desenvolverse y buscarse la vida para poder vivir de ello. Creo que el reto pendiente de la educación musical es ayudar a los jóvenes a encontrar su camino profesional.

¿Qué opinas del nivel pedagógico de los profesores de trombón en España?

Como ocurre en casi todos los lugares, los hay muy buenos, que consiguen motivar a sus alumnos para mejorar cada día, y los hay que no se involucran demasiado en el aprendizaje de sus pupilos, aunque me inclino a pensar que los primeros abundan muchísimo más que los segundos.

¿Qué valoras menos de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Creo que se no se habla suficiente de hacer música. El fin de cualquier músico es comunicarse con el público a través de los sonidos y muchas veces se nos olvida.

¿Qué valoras más de la forma de enseñar el trombón en nuestro país?

Que hay grandes profesionales que saben dar recursos a los alumnos para afrontar cualquier tipo de interpretación. Lo importante no es tocar muy bien de una sola manera, sino tener recursos para poder tocar de la manera adecuada en cada momento, y eso se está consiguiendo.

¿Qué aspectos deberíamos copiar de los centros educativos de otros países?

En Alemania se realizan audiciones internas cada dos o tres semanas con el repertorio de clase, permitiendo al alumno “exponerse” frecuentemente. Creo que este aspecto sería importante trabajarlo más en España, ya que se consigue una mayor seguridad en la interpretación en público.

¿Consideras que el trombón tiene suficiente presencia en la cultura musical española?

Para nada. En general, la música clásica tiene muy poca presencia en la percepción social.

¿Qué crees que podría hacerse para aumentar dicha presencia?

Acciones divulgativas del trombón en los centros de enseñanza obligatoria promovidos por los propios profesores de escuelas de música y conservatorios.

¿Tienes más ideas que puedan ayudar a difundir el trombón y su música?

Para lograr difusión mediática, que un trombonista o grupo de trombones preparen un espectáculo impactante y participen en un talent show televisivo.

😉

¿Cuál es el repertorio para trombón que más te gusta?

Me lo paso genial con las bandas sonoras.

¿Cuál es tu obra favorita?

Hay algunas muy especiales para mi como el Concertino de Lars-Erik Larsson o la Improvisación nº1 de Enrique Crespo, pero no sabría decir cuál es mi favorita de todo el repertorio que hay para trombón.

¿Cuál es la marca de trombón con la que tocas y por qué?

Desde hace más de 10 años toco con Antoine Courtois y estoy muy contento con el instrumento, me permite centrarme en la interpretación sin necesidad de estar pendiente de aspectos más técnicos.

¿Cuales son las iniciativas o actividades de la ATE que encuentras más interesantes?

Sin duda el ITF 2015 fue un evento magnífico que es difícil superar, pero estimular la composición de nuevo repertorio para trombón e incentivar a los más jóvenes a través del concurso que organiza la ATE me parecen propuestas fantásticas para revolucionar el trombón en nuestro país.

¿Alguna idea que nos ayude a mejorar la ATE?

Tratar de ser inclusivos. Cualquier trombonista, sea profesional, amateur, estudiante, de clásico, de jazz, docente… debería tener cabida en las actividades de la Asociación. También es importante pensar en el futuro, en los más jóvenes, y por eso creo que sería importante hacer más actividades pensadas para ellos.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...