Rafael Martínez Guillén

IMG_0591

OFF THE RECORD

-Nos confiesas tu edad?: 50

-Donde naciste?: en Bétera (Valencia)

-Una musica imprescindible: todas; pero destacaría la música post-romántica europea y el jazz de los 50-60

-Interprete favorito: J. Coltrane y C. Lindberg.

-Compositor predilecto: Son muchos, ninguno especial, tal vez destacaría ahora mismo estos cinco: L. W. Beethoven, P. I Tchaikovsky, G. Puccini, I. Strawinsky, D. Ellington.

-Tu último libro: “Jazz Café” de mi amigo José M. Sánchez.

-Una peli que ver: “Cinema Paradiso”

-Un hobby para desconectar: el tenis.

-Una comida sin la que no puedes pasar: la ensalada.

-Y una bebida?: el agua, la cerveza o el vino.

-Un sitio para vivir: Cordoba y Valencia.

-Un deseo: sé que suena a utopía, pero mi deseo sería el cese de todas las guerras en el mundo, es decir, la Paz mundial y el hermanamiento total y definitivo de la raza humana.

CUESTIONARIO

– ¿A qué edad comenzaste a estudiar el Trombón?

Pues comencé con el bombardino a los 11 años, a los 12 con el Trombon de Pistones y con 13 cogí por primera vez el Trombon de Varas.  

– ¿Quienes han sido tus profesores?

En el  Conservatorio Elemental de Música de Valencia tuve a D Rafael Tortajada Durá con la vara y los pistones (combiné los dos instrumentos en dicho Grado); en el Conservatorio Superior de Música de Valencia para cursar el Grado Medio tuve a D. Joaquín Vidal Pedrós; y en el RCSM de Madrid para el Grado Superior tuve a D. José Chenoll

– ¿Donde has estudiado? (Ya los he enumerado anteriormente).A parte en gran cantidad de cursos y cursillos con numerosos y renombrados Trombonistas de todos los estilos.  

– ¿Cuál es tu metodología de trabajo?

Pues básicamente una metodología que me ponga la mente y los labios (el cuerpo en general) a tono para trabajar, sin demasiados excesos, en cuanto al tiempo y frecuencia en el estudio y siempre con periodos largos de reposo.

De esta manera el calentamiento para mí trata de eso, de un calentamiento de no más de una hora (no conozco de ningún deporte que para ejercitar cualquier músculo del cuerpo necesite más de ese tiempo, y los labios son un músculo, no lo olvidemos) y de estudios de técnica en los que prevalecen sobre todo las escalas, con todo tipo de variantes en cuanto articulación, tempo y medida. En total, en torno a una hora o hora y media en la que ya tengo los labios a punto para afrontar el estudio de cualquier concierto, pieza orquestal o sacar y tocar cualquier solo de jazz.

– ¿Cuál es el aspecto más importante, en tu opinión, de la técnica interpretativa trombonistica?

Sin duda el sonido me parece muy importante, un buen sonido, bien proyectando, con “color” y buenos armónicos, agradable al oído,  es sin dudarlo para mí fundamental.

Por supuesto también la afinación, un buen ataque, el saber empastar con el resto de sección y Orquesta o Banda y un buen tempo interno en la ejecución también son importantísimos para mí.

– ¿Con qué escuela de Trombón te identificas más?

Sin dudarlo también con la Escuela Americana; aunque alabo la elegancia, disciplina  y el gusto en la ejecución de la Escuela Francesa.

– ¿Cuál es el nivel de los intérpretes de Trombón españoles?

Me parece que el nivel en general es magnífico, creo que desde hace unos cuarenta años el nivel de los Trombonistas españoles es equiparable al de cualquier país con larga tradición en el instrumento, es decir: Alemania, Reino Unido, Estados Unidos o Francia, es más creo que junto con países como Suecia, Corea o Japón, ha creado un estilo y escuela propia que nada tiene que envidiar a la de los países primeros anteriormente citados.

– ¿Como valoras la formación que reciben los Trombonistas españoles, en general?

Pienso que en Educación nunca se debería estar plenamente satisfechos con lo que se brinda al alumno, es necesaria la innovación y la búsqueda permanente de recursos para una mejor formación del alumnado; con todo eso, creo que a día de hoy algo se ha mejorado en la formación del alumnado; nuevas exigencias,  como la obligación de estudiar piano, más años para el ciclo Superior, mayores exigencias curriculares, mejores medios, etc hacen que en potencia, si se cumpliesen bien todos esos parámetros, podríamos decir que la Educación a día de hoy debería ser más que correcta, incluso superior tal vez a la que tuvimos la gente de mi generación, otra cosa es la actitud y y la confirmación de que esas mayores exigencias se llevan a cabo y son efectivas.  

– ¿Que opinas del nivel pedagógico de los profesores de Trombón en España?

Creo que por lo general, al menos en las Autonomías que yo conozco, es muy bueno en el Ciclo Superior; pero también pienso que en muchas ocasiones el escalón de niveles del profesorado entre los Ciclos Elemental/ Medio y Superior es demasiado grande.

– ¿Que valoras menos de la forma de enseñar el Trombón en nuestro país?

Bueno yo la verdad es que tampoco soy nadie para opinar de algo que no conozco profundamente, pero sigo echando de menos una mayor conexión entre Conservatorios y Orquestas Profesionales, y no hablo sólo para tocar en ellas, sino de contar con los grandes profesionales que en la mayoría de Autonomías se tienen a mano para mejorar el nivel del alumnado, que no sea como ahora (en la mayoría de los casos), que solo se recurre a ellos a nivel particular por parte del alumno.     

– ¿Que valoras más de la forma de enseñar el Trombón en nuestro país?

Pues mira, me gusta mucho una tendencia que cada vez tienen más Profesores de Conservatorios, que es la de promover cursos de Solistas y Músicos con larga trayectoria (tanto nacionales como internacionales), de manera puntual en sus aulas y departamentos.

– ¿Que aspectos deberíamos copiar de los centros educativos de otros países?

Copiar no se, me imagino que muchas cosas, sí que te diría algunas cosas que no haría y que estoy seguro solo se hace en países como este, en los que parece a veces que se va hacia atrás, en vez de hacia adelante en materia educativa, por ejemplo: no dejaría que las clases de repertorio orquestal las diesen profesores con apenas (o ninguna) experiencia profesional en Orquestas, que la Banda o la Orquesta (o la Big Band) del Conservatorio la dirigiesen profesores también sin ningún tipo de experiencia (en algunos casos que no han cogido una batuta en su vida), lo mismo con los de Música de Cámara, etc

– ¿Consideras que el Trombón tiene suficiente presencia en la cultura musical española?

Creo que a diferencia de otros países, por supuesto que no, pero bueno va en la línea de o que es la presencia de la Música y la Cultura en general. No obstante, tampoco hay que ser tan pesimistas, pienso que a diferencia, como te decía anteriormente, de cuarenta años atrás, hoy hay muchos compositores que escriben piezas para Trombon, se cuenta con él en la mayoría de obras contemporáneas orquestales y  hay muchos Solistas nacionales e internacionales, incluso se ven de vez en cuando (menos todavía de lo deseable), compañeros Trombonistas haciendo Música Popular (Jazz, Pipo-rock, Latino, etc) con grandes artistas y se ven y escuchan en Radio y TV.

– ¿Que crees que podría hacerse para aumentar dicha presencia?

Creo que bastaría con que aumentase la presencia de la Música en general en los grandes medios, y no sólo como ahora, de manera puntual e intempestiva.

– ¿Tienes más ideas que puedan ayudar a difundir el Trombón y su música?

Bueno, creo que una buena idea sería intentar patrocinar/comisionar obras o piezas para Trombon  a compositores actuales, ya sea por medio de Asociaciones como la ATE (me consta que ya lleváis ese camino) o también de manera puntual a alguna Orquesta, Banda, Conservatorio o a cualquier otra institución pública o privada, porque no?  

– ¿Cuál es el repertorio para Trombón que más te gusta?

Pues mira para no andar por periodos (barroco, clásico, romántico, contemporáneo, etc) y tampoco hacerlo muy largo,  te citaré tres conciertos que forman parte del repertorio de Trombon de siempre y que a mí me encantan; se trata de los conciertos de Ferdinand David, Launy Gröndhal y Henri Tomasi.

– ¿Cuál es tu obra favorita?

El último concierto antes citado, el de Henri Tomasi.

– ¿Cuál es la marca de Trombon con la que tocas y porque?

Pues después de llevar toda una vida tocando con V. Bach, decidí hace unos cinco años dar un cambio y buscar cosas nuevas, me decanté después de mucho probar por un Trombon Edwards modelo J. Alessi, básicamente  por su versatilidad, facilidad,  sonido y afinación.

– ¿Cuales son las iniciativas o actividades de la ATE que encuentras más interesantes?

Creo que todas las que habéis llevado hasta ahora son magníficas, especialmente destacable vuestra labor como anfitriones en el ITF del año pasado, pero veo también súper positivos los encuentros puntuales en diferentes Autonomías, el patrocinio de Concursos y  ahora la comisión de nuevas obras. Gran labor.

– ¿Alguna idea que nos ayude a mejorar la ATE?

Pues básicamente seguir insistiendo en la importancia de afiliarse a esta gran Asociación; creo que cuando la gente comience a ver que esto no es el cortijo para unos pocos, sino que se busca desde aquí el bien de todos los Trombonistas españoles (tanto los que vienen de la música clásica, como el jazz y la música popular, importante recalcar y luchar por eso), los que todavía no se han asociado acabarán haciéndolo, quitándose de los posibles prejuicios que pudieran tener hasta ese momento.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...