Vicente Enrique Boix Sanz

IMG_0085

OFF THE RECORD

¿Nos confiesas tu edad? 40.
¿Dónde naciste? Alfarp.
Una música imprescindible: Jazz.
Intérprete favorito: ¿Sólo uno? Joseph Alessi, Ian Bousfield, JJ Johnson, Frank Rosolino …
Compositor predilecto: Hay días que Brahms, otros Shostakovich, depende de cómo me sienta.
Tu último libro: ‘Cómo preparar con éxito un concierto o audición’ de Rafael García.
Una película que ver: UP.
Un hobby para desconectar: Caminar, ir al cine, salir de ruta con mi moto.
Una comida sin la que no puedes pasar: Arroz (al horno, paella, meloso…).
¿Y una bebida?: Horchata.
Un sitio para vivir: Mi casa.
Un deseo: Un mundo sin tanta desigualdad ni sufrimiento, utópico la verdad.

CUESTIONARIO

¿A qué edad empezaste a estudiar el trombón? A los 9 años.

¿Quiénes han sido tus profesores? Juan José Salazar, Joaquín Vidal, Indalecio Bonet, Carlos Gil, Juan Manuel Real, Simon Wills, Eric Crees, John Kenny, Stefan Schulz.

¿Dónde has estudiado? Nombra los centros por los que hayas pasado a lo largo de tu itinerario formativo: escuelas, conservatorios, academias… Escuela de Música de mi pueblo, Conservatorio Superior de Música de Valencia, Escuela de Metales ‘Ciutat de Vila Real’, y Guildhall School of Music and Drama.

¿Cuál es tu metodología de trabajo? (Durante todo el proceso: desde el calentamiento hasta el final del estudio) Realizar un calentamiento empezando con la boquilla. Seguidamente flexibilidad y escalas ampliando tanto el rango dinámico como la tesitura. Si en algún momento algo no está bien, vuelvo a los aspectos más básicos, para desde ese punto seguir construyendo. Al terminar el estudio intento hacer algunos ejercicios de relajación, pero tampoco es algo que deba hacer necesariamente. El aspecto más importante a tener en cuenta para mi, es planificar el calentamiento y el estudio en función de las actividades que tenga que realizar a corto, medio o largo plazo.

¿Cuál es el aspecto más importante, en tu opinión, de la técnica interpretativa trombonística? En mi opinión no es un solo aspecto, sino un conjunto equilibrado que todo trombonista debe alcanzar y tener en cuenta:

1.- Respiración lo más natural posible.

2.- Sincronización entre vara, tempo y emisión para que no se produzcan glissandos entre notas. 3.- Una articulación clara, precisa y uniforme en todo el registro, dominando también los diferentes tipos de ataque.

4.- Solfeo: muy importante y descuidado a menudo.

5.- Todos los aspectos anteriores se fortalecen o funcionan mejor si tenemos un ritmo interno claro y preciso. 

¿Con qué escuela del trombón te identificas más? Con la española. Siempre hablamos de escuelas extranjeras y olvidamos que el saber es universal y que la gente siempre ha viajado y ha tenido la inquietud por aprender. Por supuesto, que cada país ha desarrollado más ciertas características interpretativas debidas al carácter de su sociedad, por eso hablamos de escuela inglesa, francesa, americana, alemana, etc. Nosotros también hemos sabido escoger lo que creíamos mejor de nuestros profesores, creando de alguna forma nuestra propia escuela y forma de interpretar. También sabemos hacer las cosas bien y debemos valorarlo.

¿Cuál es el nivel de los intérpretes de trombón españoles? Altísimo.

¿Cómo valoras la formación que reciben los trombonistas españoles, en general? Creo que reciben una formación excelente. Aunque también he de decir que algunas veces me sorprende que no valoran todos los recursos que tienen a su alcance, tanto materiales como humanos.

¿Qué opinas del nivel pedagógico de los profesores de trombón en España? Excelente, se ve reflejado en el altísimo nivel de los interpretes.

¿Qué valoras menos de la forma de enseñar el trombón en nuestro país? A día de hoy pocas cosas. En los planes antiguos de educación se le dio mucho importancia a la interpretación como solista, sin reflejar para nada la literatura para orquesta, aspecto que afortunadamente ha cambiado. Aunque no tenga directamente que ver con la enseñanza del trombón, si que creo que se debería preparar mejor al alumnado para las oposiciones de conservatorio, ya que es una salida de trabajo para la cual no reciben suficiente formación..

¿Qué valoras más de la forma de enseñar el trombón en nuestro país? Que los profesores seguimos siempre siendo alumnos, con ganas de aprender para así dar lo mejor para nuestros alumnos.

¿Qué aspectos deberíamos copiar de los centros educativos de otros países?

¿Por qué copiar? Disponemos ya de ideas y conocimientos para crear. Por ejemplo, que hubiera más de un profesor de instrumento principal, sería beneficioso tanto para el alumno como para el profesor.

También estaría bien crear un enlace entre la enseñanza clásica y el Jazz, pudiéndose nutrir la una de la otra.

¿Consideras que el trombón tiene suficiente presencia en la cultura musical española? La pregunta es: ¿tiene la cultura suficiente presencia en la sociedad? ¡No!

¿Qué crees que podría hacerse para aumentar dicha presencia? Invertir más dinero en educación y cultura.

¿Tienes más ideas que puedan ayudar a difundir el trombón y su música? Ayuda económica por parte de las instituciones para los eventos relacionados con el trombón y la música de cámara.

¿Cuál es el repertorio para trombón que más te gusta? Todo…clásico, contemporáneo, Jazz, música para banda.

¿Cuál es tu obra favorita? Difícil decidirme por una.

¿Cuál es la marca de trombón con la que tocas y por qué? Ahora mismo toco con Bach, pero tengo también Courtois y Conn.¿Por qué? Consigo el sonido que quiero y no me requieren más esfuerzo del necesario, no es que sea vago, es que no siempre disponemos del tiempo que desearíamos para estudiar, así que mejor tener un instrumento que nos facilite el trabajo, así de claro.

¿Cuales son las iniciativas o actividades de la ATE que encuentras más interesantes? Todas. El mero hecho de que exista a día de hoy una asociación como la ATE ya es un paso gigantesco hacia adelante.

¿Alguna idea que nos ayude a mejorar la ATE? Seguir en este camino.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...