PORTADA ITF 2015

International Trombone Festival Valencia 2015

(Julio 2015)

Hace unos cuantos años, quizás cuatro, mantenía una de esas conversaciones “tontas” que suelen darse en facebook con una buena amiga, Abbie Conant. En un momento dado de la conversación, Abbie me planteó si me gustaría organizar el International Trombone Festival en España. Al principio, si soy sincero, no me interesó demasiado. No me atraía la idea de meterme en un proyecto que sabía me iba a quitar muchísimo tiempo de mi vida, tanto en lo personal como en lo profesional. Por suerte o por desgracia ya tengo una cierta experiencia en organizar festivales y sé de qué va esto. Sin embargo, después de unos días de reflexión, pensé que podría tratarse de una oportunidad única en la vida. Se nos concedía la posibilidad de poder celebrar en España, y concretamente en Valencia, el festival más importante que existe en el mundo para el trombón. Dos factores influyeron en mí para aceptar finalmente: por una parte, la consideración de que los jóvenes trombonistas de nuestro país se lo merecían; y en segundo lugar, el reto personal que suponía poder organizar al más alto nivel un evento de estas características.

Después de este primer contacto, tuve varias reuniones y conversaciones con Jon Bohls y Tom Pselk, una de ellas en Paris durante el ITF que se realizó en esa ciudad en julio de 2012. Allí pude explicarles por qué motivos podíamos y debíamos hacer este festival en Valencia.

Por fin, en enero de 2013 se confirmó la sede de Valencia pare el 2015. No fui lo suficientemente consciente entonces de lo duro que iba a resultar todo este proceso.

El ITF Valencia 2015

Desde un principio, mi deseo era que en el ITF de Valencia estuvieran los mejores trombonistas del mundo, pero también que hubiera la mejor representación de la escuela española del trombón. Con esa intención diseñé una lista de trombonistas a los cuales pensaba podría interesarles participar en el ITF. Incluso desde la ATE lanzamos una encuesta a nuestros socios para saber cuáles eran sus intereses y sus ideas al respecto. Sin embargo, esa lista se iba haciendo más grande día a día y no veía el momento de cerrarla. Visto desde la perspectiva actual, puedo asegurar que me siento orgulloso del elenco de trombonistas que han participado.

Creo sinceramente que el ITF-Valencia ha sido un gran festival y en los cuatro días que duró los asistentes pudieron disfrutar de lo mejor que se podía escuchar de música para trombón en esos momentos.

Pensé en dividir los artistas que venían en diferentes estilos (clásico, música antigua, jazz…) y en los distintos ámbitos interpretativos de solista, grupos, banda, big band y orquesta, de manera que todas las opciones artísticas estuvieran representadas y los platos fuertes del festival estuvieran estratégicamente situados. Además, se buscó programar las actuaciones en espacios variados y a la vez representativos de la ciudad que nos acogía, Valencia.

Una cuestión muy importante era decidir donde estaría la sede del festival. Desde un principio pensé en el Conservatorio Superior de Música “Joaquín Rodrigo” de Valencia, puesto que este centro reunía todos las condiciones: espacio, facilidades y buenas instalaciones. El conservatorio acogió la mayor parte de las actividades del festival, entre ellas: 22 talleres y warm-up’s entre la sala de orquesta y coro del conservatorio donde participaron 69 solistas y profesores, además de 33 grupos o coros de trombones de todo el mundo. Asimismo, durante los 4 días del festival, se realizaron 43 conciertos, repartidos entre el Auditorio del CSM “Joaquín Rodrigo”, el Palau de la Música,

Palau de les Arts, Claustro del Museo de Bellas Artes de Valencia y el Auditorio del Colegio Salesianos “San Juan Bosco” de Valencia.

La parte Junior estuvo más representada que nunca, con un planning especialmente pensado para los más jóvenes, con actividades exclusivas en las que colaboraron muchos de los artistas que participaban también en la versión general.

Después del horario de las actividades del ITF Jr, los participantes tenían la opción de asistir a la programación del resto del festival, pudiendo disfrutar de casi todos los conciertos y talleres que se realizaban. Los trombonistas juniors también tuvieron su momento estelar en el concierto de Ensembles ITF.

Me gustaría resaltar algunos de los conciertos que se realizaron en el ITF que para mí fueron muy especiales, tanto por poder organizarlos como por poder escucharlos (quizás los únicos que pude escuchar).

El concierto de presentación del festival se realizó en la mejor sala que tenemos en Valencia, el Palau de la Música, instalado en el cauce del río Turia, con una acústica perfecta y una capacidad para 1800 personas. Contamos para este concierto con la Ramón Cardo Big Band y cuatro solistas de máximo nivel, liderados por uno de los trombonistas de jazz de mayor prestigio en el panorama internacional: Wycliffe Gordon. Los dos mejores representantes de la escuela trombonística de jazz de nuestro país, Carlos Martín y Toni Belenguer, completaron el cuarteto solista junto a Robinson Khoury, quien además de sorprender con su calidad y estilo, presentó al grupo Uptake con el que habitualmente toca, un cuarteto con un estilo único.

El segundo concierto dedicado al trombón solista con acompañamiento de banda, tuvo como representantes a David Rejano y Raul García en la parte española, y a Jacques Mauger y Scott Hartman en la parte internacional. Cabe destacar que se pudo escuchar un repertorio de obras originales con dos estrenos de Antonio Moreno y Gregory Fritze que con toda seguridad formarán parte, a partir de ahora, del repertorio para trombón. El concierto se realizó en un marco muy especial: el Auditorio del Palau de les Arts.

La tercera noche la dedicamos al sacabuche y la música antigua, con dos partes espectaculares: la primera con nuestro representante más internacional, Simeon Galduf, acompañado por Sara Agueda al arpa; la segunda parte con Les Sacqueboutiers de Toulouse en una formación de quinteto de sacabuches y percusión. El concierto concluyó con un octeto de sacabuches en el que aunaron las fuerzas Daniel Lassalle, Simeon Galduf y los sacqueboutiers, contando además con la colaboración de Álvaro Martínez y Elies Hernandis. Una velada espectacular en un marco muy especial como es el Claustro del Museo del Carmen.

Para finalizar, no quisiera dejar de mencionar el concierto de clausura que tuvo lugar nuevamente en el Palau de la Música. La de Valencia, formación anfitriona, acompañó primeramente a Ximo Vicedo y Alain Trudel que presentó un concierto impresionante de Jacques Hetú con una calidad técnica y musical espectacular. Para terminar el concierto, se estrenó una obra encargo del festival a Ricardo Mollá, composición escrita para dos trombones solistas y especialmente dedicada a Michel Becquet y Jörgen van Rijen. El concierto fue magistralmente dirigido por Gaspar Sanchís.

Creo que es importante recordar asimismo grandes conciertos que también sucedieron durante este festival, como el del Slokar Trombone Quartet, Spanish Brass con John Kenny, Jörgen van Rijen y Zoltan Kiss, New Trombone Collective y grandes del jazz como Mark Nightingale o Bart van Lier y grandes maestros como Abbie Conant o Andrea Conti.

Cerca de 700 asistentes entre artistas, expositores e inscritos disfrutaron de un festival que para mí siempre supondrá un antes y un después en mi vida. Durante el festival se estrenaron más de 20 obras para diferentes formaciones, desde piezas para trombón solo a composiciones pensadas para coro de trombones. Varias de estas nuevas obras fueron interpretadas por alguno de los cinco coros de trombones formados por estudiantes de diferentes lugares de España.

No quiero despedirme sin dar las gracias a todo el mundo que me ayudó a poder hacer esto posible: mi primer agradecimiento para Laura Gil, quien día a día organiza el trabajo de Spanish Brass, sin ella esto no hubiera sido posible; por supuesto quiero también expresar mi agradecimiento a mis compañeros de Spanish Brass; a Carlos Gil y Rafael Polanco por compartir muchas horas antes y durante el festival; a todos los voluntarios que hicieron que esto fuera más fácil y divertido; a mi principal sponsor y la marca con la que toco, Antoine Courtois, que ha sido compañero de viaje y una ayuda muy importante. Y por último a mi familia, mi mujer Carolina y mis hijos, Ainara, Ananda y Yael que durante muchos meses han soportado el duro trabajo que significa organizar el International Trombone Festival

Valencia 2015.

Inda Bonet

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...